Somos Atrapamuros, un colectivo de educación popular en cárceles en la ciudad de La Plata y sus alrededores. Hacemos talleres en seis unidades penales y un instituto de menores, siguiendo las ideas de Freire y su teoría de la educación para la liberación. Militamos todos los días buscando transformar la realidad que nos rodea y los espacios que habitamos, disputando los sentidos que imponen el capitalismo y el patriarcado.

Entendemos que cambiar el territorio que pisamos no tendría sentido si esto no estuviera enmarcado en un proyecto integral de país. Por eso somos parte del Movimiento Popular Patria Grande, una organización joven que crece día a día, con incidencia en la universidad pública, en los barrios, en las cárceles, en sindicatos, en medios populares, en la salud pública, en la economía popular, en el sector rural y el movimientos de mujeres y trans, entre otros espacios. Organizamos mercados populares desde el productor/a al consumidor/a, sin intermediarixs, para que los pequeños productores ganen más y nosotrxs paguemos menos. Militamos con perspectiva de género porque creemos que la revolución será feminista, o no será. Buscamos generar nuevas formas de relacionarnos y pensarnos críticamente para poder cambiar todo lo que deba ser cambiado.

Obviamente, tanto trabajo requiere de recursos. Ser una organización independiente implica que no pedimos ni aceptamos que nadie nos financie, y por ende, nos diga qué decir o no decir. Es necesario renovar las formas de hacer política: no van para ningún lado los partidos que lucran con empresarios, ni los empresarios que se dedican a la política para sacar más provecho todavía de sus negocios, y los de sus socios, amigos y parientes. Patria Grande se financia a partir del esfuerzo de los compañeros y compañeras que conformamos este movimiento; con horizontalidad, desde abajo, a pulmón. Poniendo de nuestro bolsillo todos los meses, haciendo cientos de actividades para juntar recursos. Es parte de una convicción, de una concepción, de una manera de entender la acción política.

Por todo esto, ahora te pedimos que colabores al financiamiento de nuestra organización. Esto significa apostar a seguir construyendo en conjunto una sociedad nueva y ayudarnos a seguir ampliando la cantidad y calidad de nuestras herramientas y el alcance de nuestro trabajo cotidiano. ¿Y qué es esto en lo tangible? Más materiales para los talleres en la cárcel, poder seguir haciendo nuestra revista anual Atrapamuros -una revista desde y sobre la cárcel-, más casas populares, más recursos para la comunicación alternativa. Todo aporte suma un montón. Si podés darnos una mano, escribí un correo a atrapamurosencarceles@gmail.com con el asunto “Quiero aportar”.

 

Deja un comentario