Escrito colectivo realizado uffffffffffffffffffffffffffffff.pngdesde adentro

Yo pienso que bajar la imputabilidad es discriminación, y eso es algo que parte de la sociedad no piensa. Esto pasa por culpa de los que están arriba, que antes de ayudar a lxs pibxs, los hunden, haciendo más institutos de menores y más cárceles.

¿Y si antes de hacer esas cosas que afectan a lxs pibxs, no hacen más escuelas, más jardines, bibliotecas, hospitales, comedores, y muestran la otra parte de la gente humilde, de los que se rompen el lomo trabajando día a día para poder ayudar a sus familias? Muestren otra parte de la gente. No muestren sólo lo malo. Lxs chicxs hacen lo que hacen porque no tienen una educación como otrxs, les hace falta comida, por eso salen a robar. Por eso en cada barrio de la Argentina tiene que funcionar siempre un comedor y una salita.

Yo pienso que hay muchas formas de poder salir de esto, pero no encerrando a lxs pibxs, porque cuando te encierran perdés tu libertad y la posibilidad de ver a tu familia; y si te encierran varios años, cuando salís, ¿qué tenés? Yo pienso que nada. Encima salís resentidx por el encierro, por no haber podido estar cuando tu familia te necesitó. Y al salir todo ese rencor se acumula, y al ver que no tenés nada, volvés a hacer lo mismo que hacías.

Pero por sobre todo, si bajan la edad de imputabilidad, yo les aseguro que si un chico de tan solo doce o trece años entra en un instituto o una cárcel, sale peor, mucho peor. Porque adentro de la cárcel hay mucha maldad, los pibes ven lo que otros pibes hacen y lo quieren hacer ellos, sufren lo que la institución te hace. Y cuando salen a la calle hacen cosas que antes no hacían, ¿y todo por culpa de qué? De la cárcel y los institutos.
Nota publicada en la revista Atrapamuros #5

Deja un comentario