su voz está viva en lxs que seguimos luchando por un mundo más justo

El 17 de enero nos llegó un mail de un pibe que estaba preso en Rawson. Mandaba un comunicado escrito por él, “Aislamiento, represión y mucho silencio” se titulaba. Le respondimos preguntándole si quería que lo publiquemos en nuestro blog, dijo que sí. Volvimos a escribirle para contarle que habíamos subido su artículo, pero no sabemos si leyó ese mail.. El 25 llegó un mail de su esposa. David Dubra (así se llamaba él) había sido encontrado ahorcado en su celda.

Llevaba cumplidos 12 años de una condena de 15. Por buena conducta había obtenido la libertad asistida, y pidió cumplirla en Marcos Paz para estar cerca de su familia. Pero como siempre ocurre, sin ninguna explicación fue trasladado a la U6 de Máxima Seguridad de Rawson en diciembre. Desde que llegó empezó a sufrir las diferentes violencias del encierro. Habiendo terminado un traslado que partió desde la U7 de Chaco y que duró cinco días a través de un recorrido que aún no fue identificado, su estadía empezó con 23 horas diarias de aislamiento. El mismo día en que David murió se le informó a su familia que hacía 20 días que estaba autorizada la orden para su traslado a Marcos Paz.

Fue a los pocos días de haber publicado su artículo en el que denunciaba las torturas que ocurren en el encierro, la complicidad del cuerpo médico y el olvido del Estado, que David apareció ahorcado. La investigación del hecho fue ordenada por Mariano Miquelarena, secretario Penal del Juzgado Federal de Chubut; ahora habrá que esperar, ajustarse a los tiempos de la justicia.

Los hechos que denunciaba y de los que fue víctima son cosa cotidiana, que pocas veces salen a la luz y que todavía menos aún se esclarecen. Ojalá que la pelea que desde adentro mantuvo con la injusticia sea continuada por otrxs. Su esposa ya empezó a su manera: “David quiso ser la voz de muchos que callan por miedo… y lo pagó con su vida, pero como que existe Dios que todo va ha salir a la luz”.

Deja un comentario