Un poema de  Gastón Darío Brossio, coordinador de filosofias y letras (Centro Universitario de Devoto), para Atrapamuros

Sin fe y sin esperanza se te está

Yendo la vida miserable.
Siempre esperando que algún
Tribunal superior haga justicia al fin.
Y se te escapó el tiempo, como
Las nubes pasajeras sin compasión.
Tú solo sigues adelante como soldado
Al matadero tus días sólo son pan amargo.
Cuando cambiarán las cosas, todavía no lo sabes,
Pero solo respiras aire contaminado…
Te armas de valor y ni siquiera
Tenes escudo y espada, porque tu presente no existe.
Y solo seguís por caminos fangosos,
De barrios villeros, sin saber que comerás mañana.
Después de todo, las cosas
No salen como parece, sigues atado a pequeñas ilusiones.
Alucinaciones son los sueños de grandeza,
Porque tus manos, aun siguen vacías.
Ironía del destino o sólo un chiste de la humanidad,
Estoy viviendo…
Carcajada me da esta sociedad, que sólo
Castiga las consecuencias, mejor sería no haber nacido ..
Pero todo sigue igual, rodeado de ángeles y demonios,
Donde no sabemos cual es nuestra posición y
Ignoramos si hacemos bien o mal..
No es la vida que merecemos .
Pero quien pondrá en la balanza nuestras buenas acciones?
Tal vez queden en la nada, como hablar con los recuerdos,
Caminar sin sol
Y tú solo sigues como caballo, mirando en la misma dirección,
Rumbo al cementerio, porque ahí terminan tus días.
Somos como pequeñas plantas que florecen en primavera,
Y después del otoño ya no queda nada, hojas secas al fin.
Porque así termina la vida, y todo esto,
solo se trata de saber interpretar.

Deja un comentario